Blog

B7. Sostenibilidad y Arquitectura

01 de Mayo, 2021.

El actual concepto de sostenibilidad parte de un documento elaborado por la ONU en 1987, el informe Brundtland o también denominado Nuestro Futuro Común, donde se alerta sobre las consecuencias medioambientales nocivas del desarrollo económico y la globalización y buscando soluciones a los problemas generados por la industrialización y el crecimiento económico, buscando un desarrollo que satisfaga las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de futuras generaciones para satisfacer sus propias necesidades.

Treinta años después y con largo camino a recorrer, la sostenibilidad se fundamenta en tres axiomas fundamentales: la protección medioambiental, el desarrollo social y el crecimiento económico.

El ámbito de aplicación es por lo tanto global, afecta a todos los ámbitos de nuestra vida (social, económico, ambiental, laboral, residencial, ..). Nos enfrentamos a problemas que hemos creado los seres humanos y que a nosotros corresponde implementar las soluciones.

Nunca a lo largo de nuestra historia hemos dispuesto de más medios y tecnología para avanzar como especie y en pocas ocasiones hemos cometido tantos errores de cálculo en la toma de decisiones. En el cómputo de nuestra evolución hemos visualizado sólo los “pros” y hemos obviado los “contras”. Hemos marcado nuestros objetivos finales, sin analizar el precio social, económico y medioambiental a pagar por nuestros anhelos y deseos de progreso.

Centrándonos en la Arquitectura, área donde Basalo Arquitectos SLP se desarrolla y está formando por un equipo compuesto de arquitectos y otros profesionales que componemos este estudio de arquitectura, hemos iniciado la senda de la sostenibilidad, desarrollo sostenible como apuesta ineludible de futuro.

Personal y profesionalmente, y plenamente convencidos, adoptamos los postulados de la sostenibilidad y apostamos por un futuro sostenible del planeta y de sus moradores actuales y de las nuevas generaciones venideras. 

Analizando el impacto que genera la edificación residencial en el medio ambiente, obtenemos cifras del 20-35% del consumo total de energía y es responsable de una gran cantidad de emisiones de CO2 y otros gases contaminantes a la atmósfera (en Nueva York el 79% de emisiones corresponde a edificios frente a un 21% que emiten los vehículos).

El avance tecnológico, industrialización salvaje, migración masiva del campo a las ciudades y transformación o adaptación del entorno a intereses económicos, aparición de medios de transporte y maquinaria más eficaces, … cambio el equilibrio entre naturaleza y ser humano, y a partir de ahí el ecosistema empezó a resentirse y en muchos casos a derrumbarse con los efectos que antes citábamos (calentamiento global, cambio climático, contaminación ambiental, ..).

Como ya os hemos contado más arriba, no es nuevo el concepto de sostenibilidad en Arquitectura, en realidad hasta principios del siglo XIX, la arquitectura tenía un componente de sostenibilidad apreciable: 

  • materiales provenientes de la naturaleza (madera, piedra, adobe, paja, corcho, etc..),
  • aprovechamiento del sol como fuente de calor,
  • asentamientos poblacionales cercanos y orientados a las fuentes de recursos naturales (agua, sol, viento, ..),
  • adaptación a la orografía natural,
  • equilibrio con el entorno como fuente de alimentos y materiales
  • tipo de vida acorde con el entorno inmediato y sus características como medio de supervivencia. 

En 1996 se crea en Alemania el PASSIVE HOUSE INSTITUTE con el objetivo de promocionar el estándar para la construcción de edificio de consumo casi nulo. El concepto de casa pasiva o sostenible se ha investigado y desarrollado durante estos años. Se ha diseñado y producido tecnología y materiales que nos permiten diseñar y construir la arquitectura del futuro: limpia, sostenible, medioambientalmente equilibrada, de bajo consumo energético, de alta confortabilidad y humanizada.

No es ciencia ficción, es una realidad, aunque hasta ahora ha predominado la edificación masiva, con sistemas de construcción "tradicionales" y con una atención excesiva al rendimiento económico inmediato, obviando o al menos menospreciando la sostenibilidad y el rendimiento a medio-largo plazo (salud, bajo consumo energético, confort, etc).

Generacionalmente no hemos sido educados en sostenibilidad (espero que las generaciones en incipiente etapa de formación empiecen a recibir esta educación) y en nuestra escala de valores la sostenibilidad se sitúa en un escalafón bajo, todavía no nos aporta sensación de beneficio, de estatus o valor añadido y por lo tanto no lo interiorizamos en nuestra vida diaria como imprescindible y deseable y por tanto como algo en lo que invertir (preferimos antes comprarnos una enorme pantalla de televisión que un electrodoméstico de alta eficiencia y bajo consumo, el primero nos da estatus y el segundo todavía no). 

En Arquitectura empezamos a ser conscientes de que el "método tradicional" de construcción consume grandes cantidades de energía, tiene una huella de CO2 muy alta, crea muchos residuos tóxicos, .. por lo que otro tipo de construcción es posible e inevitable dentro de la senda de la sostenibilidad.

Reciclaje, industrialización, eficiencia energética, fuentes de energía renovables, domótica, respeto al medio ambiente, .. son conceptos a incluir en la nueva construcción y en nuestra particular faceta de arquitectos y diseñadores del presente y el futuro, sin olvidar la rehabilitación, renovación y modernización del parque de edificación existente. 

Nuestra responsabilidad como arquitectos pasa por diseñar una arquitectura respetuosa con el medio ambiente, cómplice con el medio ambiente, energéticamente equilibrada, confortable y sana para sus usuarios, de bajo mantenimiento y compuesta de materiales inocuos para la salud, reciclables y altamente eficaces, integrada en la naturaleza en una relación simbiótica.

© 2021 Basalo Arquitectos SLP

Created with Mobirise html templates

Usamos cookies para darte la mejor experiencia. Más Información.