Blog

Viviendas contaminadas

01 de Marzo, 2021.

Partamos del concepto de que “Una vivienda es el espacio físico social capaz de albergar las practicas cotidianas de todos sus habitantes, como expresión de su cultura y en condiciones de habitabilidad favorables”. 

Es la cuestión de la satisfacción residencial una cuestión multidimensional. Una ecuación de múltiples variables donde el resultado final es que toda persona necesita un ambiente digno para crecer física, mental y emocionalmente, siendo la vivienda el espacio vital para su bienestar.

Este tema es de una dimensión inmensa y ha dado pié a una literatura muy intensa y organizaciones internacionales como la OMS (Organización Mundial de la Salud) lo han tratado en profundidad y buscando una solución a una relación saludable entre vivienda y sus habitantes.

Centrándonos en el tema de la vivienda o espacio residencial saludables, por desconocimiento o por la innata capacidad de adaptación al medio ambiente del ser humano, hemos obviado una serie de factores y circunstancias que afectan a la calidad de nuestras viviendas y en consecuencia a nuestra salud.

“UNA VIVIENDA SERÁ SALUDABLE CUANDO LOS RIESGOS SEAN PREVISIBLES, ESTÉN CONTROLADOS O DIRECTAMENTE NO EXIS-TAN.” - OMS. 

Veamos los factores de riesgo que afectan a nuestras viviendas:

  • Calidad y cualidad de los materiales de construcción de nuestras vi-viendas y su influencia en la salud de sus habitantes. Metales pesados en conducciones, amianto, componentes de pinturas, barnices, ….
  • Aislamientos de los edificios basados en espuma de poliuretano, la-na de vidrio y poliestireno son productos altamente contaminantes.
  • Mobiliario, se debe poder garantizar, al menos, la inocuidad del mobi-liario utilizado, en la actualidad el uso masivo de productos sintéticos, plásticos y otros derivados del petróleo se han generalizado en la construcción de mobiliario y no siempre (o casi nunca) se ha estudiado su influencia sobre la salud de los usuarios.
  • Material textil: contaminado frecuentemente con ácaros (alfombras, moquetas, colchones, cortinas, …)            
  • Instalaciones de abastecimiento, el uso de abastecimientos a base de cobre, plomo o hierro tiene efectos contaminantes (metales pesa-dos) sobre el agua que utilizamos diariamente.
  • Las instalaciones eléctricas mal aisladas y sin conexión o puesta a tierra provocan cefaleas, malestar…
  • Ondas electromagnéticas emitidas por electrodomésticos, audiovisuales, teléfonos, routers wifi, Bluetooth, ...este tipo de contaminación es-ta actualmente en fase de estudio y se han detectado efectos nocivos en la salud de las personas sometidas a estos campos electromagnéticos en prolongados periodos de exposición.
  • Contaminación acústica, la exposición continuada a ruidos por mal aislamiento acústico acarrea problemas importantes, irritación, cefaleas, enfermedades del sueño, etc.
  • Existencia de colonias de animales como ratas, cucarachas, … contamina el espacio residencial y puede transmitir varias enfermedades.
  • Mala o inadecuada iluminación como precursora de patologías depresivas, cansancio, malestar, etc.
  • La contaminación del aire. Aquí la relación de factores es enorme:
  • Aparatos de calefacción: (Calderas, estufas, braseros, …) con emi-sión de gases del tipo monóxido de carbono, dióxido de azufre, monóxido de nitrógeno, .. altamente contaminantes y tóxicos.
  • Gases: procedentes de materiales o revestimientos de nuestra vivienda como son barnices y pinturas (benceno, tuoleno, formaldehído,..)
  • Polución atmosférica: gases procedentes del ambiente exterior.
  • Radón: gas procedente del terreno, cuya exposición continuada puede producir canceres (pulmón, esófago).
  • Humedad relativa: en exceso produce hongos, mohos,.. . en defecto produce problemas respiratorios, sequedad en mucosas, etc)
  • Productos de limpieza e higiene: con la emisión de diversos gases al interactuar con las superficies donde se aplican. (CFCs..).
  • Electrodomésticos: como aspiradoras, barredoras, secadoras, etc que esparcen en el aire partículas en suspensión, ácaros, polen, etc.
  • Componentes Orgánicos Volatiles (COVs): presentes en el aire y de diversa procedencia.
  • Pesticidas y ambientadores: con productos contaminantes presentes en su composición química y que degradan la calidad del aire.
  • Tabaco.
  • Aparatos de aire acondicionado: sin un mantenimiento y limpieza adecuados que esparcen bacterias, legionela, hongos, ácaros, ...

Hay diversas enfermedades relacionadas con nuestras viviendas, como pueden ser: procesos depresivos, enfermedades respiratorias (asma, bronquitis, ..), envenenamiento por metales pesados, cefaleas, cansancio crónico, cáncer de pulmón, irritaciones de piel, garganta, ojos, ...


Debemos ser conscientes de todos los factores contaminantes para poder poner remedio a los mismos y tomar las medidas a nuestro alcance como mejorar aspectos como ventilación, iluminación, ruido, mobiliario utilizado, utilización de productos ecológicos de limpieza, control de humedad y temperatura, etc. 

© 2021 Basalo Arquitectos SLP

Made with Mobirise site theme

Usamos cookies para darte la mejor experiencia. Más Información.