Blog

Gas radón, un problema para la salud

01 de Abril, 2021.

Últimamente se ha escuchado hablar mucho acerca de la influencia del gas radón en nuestras vidas. Existe una enorme preocupación por parte de la población de la existencia de este gas en sus viviendas o espacios de trabajo. Por este motivo hemos querido dedicar este post al gas radón.
El radón es un gas incoloro, inodoro e insípido de origen natural, derivado de la desintegración del uranio presente en el suelo dependiendo del tipo de roca, en el agua disuelto en corrientes subterráneas, en los materiales de construcción cuyas materias primas tienen contenido de radio en su fabricación (ladrillos cerámicos, morteros de albañilería, yesos, cementos, cantería, cachotería de peidra...), prácticamente un 20% del total de dichos materiales, etc.
Es importante tener claro que el gas radón afecta gravemente a la salud de las personas. La OMS, lo considera como un gas cancerígeno y peligroso, ya que tras varios estudios es la primera causa de cáncer de pulmón, entre otros, en nuestra comunidad autónoma, Galicia. Especialmente en las provincias de Pontevedra y Ourense. Es importante aclarar que la presencia de radón en espacios cerrados es más peligrosa que en espacios abiertos. 

La concentración de radiación producida en espacios cerrados se mide en Bq/m3. Hay dos formas de medir la contaminación en función del tiempo de exposición. Es decir, a través de mediciones cortas (días), o largas (meses). Estas últimas son más fiables.

Por otro lado, cabe mencionar que Comisión Europea marca los siguientes niveles de radón para las viviendas:

  • 200 Bq/m3 para edificaciones de nueva construcción
  • 300 Bq/m3 para edificaciones ya construidas.

En cuanto a nuestras actividades laborales, la ley en España, establece que no se pueden superar los valores de 600 Bq/m3, e incluso deben reducirse dichos valores a 300 Bq/m3 cuando se trata de trabajos con alta permanencia de público en estos.
Entonces, ¿qué podemos hacer para disminuir su presencia en nuestros hogares, en nuestros lugares de trabajo y ocio?
Como ya hemos comentado, el gas radón proviene del subsuelo, y cuando se exhala a la atmósfera se mezcla con el resto de los gases, baja su concentración y no alcanza niveles importantes en espacios abiertos. Pero en el caso de las edificaciones, dado su condición gaseosa, su movilidad entre los poros de los materiales usados en la edificación permite que penetre con facilidad a través de los forjados, soleras, muros, grietas, cámaras de aire, conductos de saneamiento, etc. 

En la actualidad, los materiales de construcción han evolucionado, así como la premisa de ahorro energético de los edificios ha evolucionado. Por ello, las edificaciones cada vez son más estancas y por los niveles de concentración de radón son altamente preocupantes si no se toman soluciones. Actualemente, el Código Técnico de la Edificación (CTE), ha incluído algunas soluciones para tratar este problema en las edificaciones.
Entre las posibles medidas de protección frente al gas radón que frenan la entrada del mismo en las edificaciones, podemos optar por los siguientes sistemas: 

  • Sistemas de barreras anti-radón, basadas en la aplicación de barreras impermeables al radón en la envolvente del edificio y que está en contacto con el terreno.
  • Sistemas de extracción o presurización, basadas en la extracción del gas a la atmosfera para que no entre en el edificio, o inyectar aire bajo la edificación para crear una sobre-presión que desvíe el flujo de radón fuera de la zona del edificio.

Ambos dos sistemas tienen una eficacia probada, pero la utilización de una u otra depende de la exposición al radón que se trate, diseño de la edificación, etc.

En definitiva, es de suma importancia concienciar a la población pese a que no somos conscientes de su presencia porque es incoloro, indoloro, invisible y aparece de forma natural. Pero es irrefutable el hecho de que su eliminación es un gran beneficio para la salud de todos nosotros. En países como EEUU, y otros muchos de la Unión Europea, tratan el gas radón como un riesgo para la salud y están introduciendo medidas para evitar la exposición de las personas a sus efectos para prevenir graves enfermedades.

Si necesitáis más información no dudéis en poneros en contacto. En Basalo Arquitectos SLP, estamos muy concienciados con este tema, y nos gustaría ayudarte a mitigar la presencia de concentración de gas radón en tu vivienda o lugar de trabajo para mejorar tu salud y la de los demás. Para ello, ofrecemos servicios de medición, y aportamos soluciones específicas para cada caso particular. 

© 2021 Basalo Arquitectos SLP

Build a free website with Mobirise

Usamos cookies para darte la mejor experiencia. Más Información.